fbpx

Lanzan iniciativas orientadas a mejorar la calidad de vida de personas dependientes y sus cuidadoras

Los proyectos “Cuidarse para Cuidar” y “Manual de Cuidadoras” son dos de las iniciativas que se adjudicaron Fondos Concursables 2023 de la Dirección General de Vinculación con el Medio.

“Todas las cuidadoras estábamos solas en esto. Muchas personas llevan a cabo esta labor, pero no saben que ellas también se tienen que cuidar. Uno se tiene que querer para poder querer a otra persona”.

Estas palabras corresponden a una emocionada Nadia Zúñiga, cuidadora informal hace 24 años y quien participa en el programa “Cuidarse para cuidar”, el cual se suma a otras 56 iniciativas beneficiadas este 2023 con los Fondos Concursables de la Dirección General de Vinculación con el Medio de la PUCV.

El proyecto, que este 2023 desarrolla su tercera versión y se enmarca en un trabajo permanente con la Corporación La Matriz para mejorar el bienestar y calidad  de vida de los habitantes del Barrio Puerto, fue presentado en una ceremonia realizada en Casa Central junto a la iniciativa “Manual de cuidadoras”, y contó con la participación de cuidadoras del barrio La Matriz de Valparaíso, estudiantes, académicos/as y autoridades de la Universidad, encabezadas por su director general de Vinculación con el Medio, David Contreras.

“Para nosotros representa una gran alegría trabajar en este proyecto. Este tipo de iniciativas nos dan un aprendizaje tremendo, ya que como Universidad, desde siempre hemos querido ayudar a todas y todos a mejorar su desarrollo personal y profesional”, indicó David Contreras.

Entre sus objetivos, “Cuidarse para cuidar” -desarrollado por las escuelas de Kinesiología y de Psicología- busca sensibilizar y visibilizar que las cuidadoras son un grupo social que existe, que tiene necesidades y que debe ser incorporado en la preocupación del entorno. Es un programa que adquiere relevancia, porque “todo el mundo está envejeciendo, entonces se genera esta necesidad de cuidado y las cuidadoras son las que terminan de alguna manera pagando los costos más altos y no son valorados, no tienen una retribución, nada”, señaló el académico de Kinesiología y director del Programa Adulto Senior, Rubén López.

En la oportunidad, también se lanzó el proyecto “Manual de cuidadoras”, el cual tiene como propósito elaborar una guía de buenas prácticas, atenciones y prevenciones, entre otras.

Ambas iniciativas son gestionadas bajo el alero del Programa Adulto Senior de la Católica de Valparaíso, el cual propone diversas formas para enfrentar y romper el ciclo de la soledad que actualmente viven las personas de este sector etario.