fbpx

Panfletos de odio hacia a los chinos generan polémica en Villa Alemana

Dr. Felipe Jiménez analiza origen discursos de odio en nota La Estrella de Valparaíso, escrita por Cinthia Matus.

Desconocidos los quieren echar del país por el coronavirus. Autoridades presentaron denuncia y expertos advierten que actúan por miedo.

“Chinos fuera de Villa Alemana. Por su culpa, están muriendo miles. Lárguense a su país”. Así de fuertes y xenófobas son las frases escritas en unos panfletos que, acompañados con el dibujo de un murciélago, fueron dejados por desconocidos en los accesos de los cinco locales chinos que hay en la comuna.

El hecho se divulgó a través de las redes sociales y fue ampliamente repudiado por los vecinos, quienes a voces, manifestaron: “Qué vergúenza” y “cuánta ignorancia”. Así también por las autoridades, quienes interpusieron una denuncia por “amenaza simple” ante el Ministerio Público.

“En reunión por videollamada con el comité policial de esta semana abordamos el tema (…) Lo que hicimos fue poner a disposición de la SIP de Carabineros todo el proceso investigativo y además, poner en conocimiento al Ministerio Público”, informó Carolina Corti, gobernadora de la provincia de Marga Marga.

El alcalde José Sabat, por su parte expresó que “este es un país que tiene que saber sacudirse de todas aquellas personas que lo único que han hecho es generar odio(…) Ellos se olvidan que hay muchos chilenos que están en Estados Unidos, México, Costa Rica, Ecuador, Colombia o Argentina, por lo que aquí, al que engendra odio, no lo puedo apañar”.

CHINOS PREOCUPADOS

Los comerciantes chinos de los tres locales que abren hasta las seis de la tarde, fueron visitados por Carabineros y comentaron que están preocupados, pero que no tienen ningún antecedente del origen de los panfletos. Del resto de ellos, sólo se sabe que dejaron de trabajar por un aviso que dejaron en sus cortinas: “Estimados amigos chilenos, debido a la propagación rápida de la epidemia del coronavirus (…) Hemos decidido cerrar el local desde el día 20 de marzo, sin importar las pérdidas comerciales”.

El capitán Alfredo Castillo, de la Sexta Comisaría de Villa Alemana, agregó que “se entrevistó a los locales comerciales donde se encuentran personas de esta nacionalidad, con la finalidad de obtener más información, no obteniendo hasta el momento resultados positivos. No obstante, se mantiene un contacto directo con ellos”.

Héctor Berroeta, director del Departamento de Psicología Social de la Universidad de Valparaíso (UV), plantea que este tipo de situaciones son más comunes de lo que se cree. “Cuando nos vemos enfrentados a algún tipo de amenaza o de riesgo, lo que tendemos a hacer los seres humanos es a agruparnos (…) Nos refugiamos como “somos nosotros” y “ellos son los otros” y entonces en esa amenaza se ven rápidamente conductas de discriminación y de racismo”, explica.

A partir de estos grupos, Berroeta sostiene que se generan procesos de estereotipos.“Es decir, todos los chinos son de tal forma, todos los que vienen de allí tienen tales características y después de eso, hay prejuicio y discriminación que es lo que ocurre con este flyer”, recalca.

VOCES Y AMENAZAS

Félix Aguirre, docente de la Escuela de Sociología de la UV, expone que “esto viene alentado por la alta política que sale por la boca de los líderes que tenemos”. Bajo esta lógica, afirma que los dichos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, influyen.

“Cuando uno escucha a un presidente de un país tan importante insinuar o llamar al virus como “virus chino”, se genera un germen, una especie de sentido común donde la gente quiere participar”, manifiesta. Felipe Jiménez, académico de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), comenta que “esto nos muestra que hay personas que están ante una situación de amenaza, que se sienten vulneradas en algún sentido y que eso obedece a que son personas que probablemente no manejan toda la información que deberían. ¿Y qué se debería hacer? Demostrarle a estas personas que no están en situación de amenaza y si lo están, sacarlas de ahí”.

LA “BLANCURA IMAGINARIA”

Verónica Rubio, directora de la carrera de Trabajo Social de Universidad Santo Tomás (UST) de Viña del Mar, advierte que los chilenos “son tremendamente xenófobos” porque “creen que tienen una blancura imaginaria”. La académica, quien se ha dedicado a investigar el tema de la migración, agrega que “en nuestro imaginario tenemos la creencia de que como fuimos conquistados por españoles, somos europeos” y que con el miedo a enfermarse, “la gente está buscando culpables y entonces resurgen malentendidos sentimientos de nacionalismo”.