fbpx

Escuela de Psicología y Centro de Estudios y Asistencia Legislativa PUCV realizan conversatorio sobre desigualdad social

La actividad abierta a la comunidad buscaba analizar el fenómeno desde diferentes aristas y perspectivas.

Alta convocatoria tuvo el coloquio “La desigualdad social en Chile: una mirada desde las ciencias sociales”, actividad abierta a la comunidad organizada en conjunto por la Escuela de Psicología, el Centro de Estudios y Asistencia Legislativa con el apoyo del Centro de Investigación para la Educación Inclusiva.

Para comenzar expuso el Dr. Juan Carlos Castillo, ex alumno de la escuela; Doctor en Sociología de la Universidad de Humboldt, Berlín; actual profesor del departamento de Sociología de la Universidad de Chile e Investigador Principal de la línea Interacciones Grupales e Individuales en el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

En la oportunidad, el académico mostró los resultados del proyecto “La economía moral de la meritocracia y las preferencias redistributivas” (FONDECYT 2016-2020), donde se aplicaron entrevistas y focus group, análisis de datos secundarios, entre otras herramientas. Esta investigación tuvo como principal objetivo el arrojar resultados sobre los factores subjetivos de desigualdad, tales como la percepción y justificación de esta a través de comparaciones entre los años 1999, 2009 y 2019.

En segundo lugar, la directora de la Escuela de Psicología e Investigadora Principal en la línea de Convivencia y Bienestar del Centro de Investigación para la Educación Inclusiva, Dra. Paula Ascorra, realizó la exposición “Desigualdad social en Chile: una mirada desde la educación”. La exposición de la Dra. Ascorra mostró resultados del proyecto “La convivencia escolar y su relación con la educación para la ciudadanía y la democracia” (FONDECYT 1191883).

Según los estudios que ha desarrollado la académica, una de las principales conclusiones sería que en Chile existe un deterioro constante de la educación pública producto del tipo de políticas educativas implementadas. Como consecuencias de estas políticas, Chile presenta un sistema educacional público segregado, de baja calidad y alta inequidad. Por lo tanto, la responsabilidad de la educación pública no debe caer en los directores, quienes histórucamente han sido sindicados como responsable de la mejora continua; sino en una arquitectura educacional que requiere de una profunda revisión.

Sumado a esto, el equipo de investigación liderado por Ascorra, cuestiona la interpretación de resultados de pruebas estandarizadas basado únicamente en puntajes, dado que invisibilizan el nivel socioeconómico de los estudiantes, los procesos de selección y los aporte financiero que las realizan las familias.

Para cerrar la jornada, el director (i) del CEAL, Raúl Allard se dirigió a los presentes señalando la pertinencia de abordar estos temas en el nuevo escenario, destacando que “justamente los tres temas más votados en la Consulta Ciudadana fueron los 3 que se abordaron en las investigaciones presentadas. La idea es que esta permeabilidad política se traslade a una permeabilidad de políticas públicas, donde habrá amplio campo para aprovechar este conocimiento que han elaborado aportando en las soluciones”, concluyó.