Inteligencia artificial, big data e internet de las cosas: nuevas herramientas para la gestión de personas

Nuevas tecnologías estarían ganando terreno en la evaluación de los factores que afectan la accidentabilidad laboral

En el contexto de la promoción del Diplomado en Calidad de Vida en las Organizaciones, el psicólogo y docente, Alfredo Sherrington, dictó la charla “Alto liderazgo, baja accidentabilidad: una visión desde la calidad de vida y la psicología 4.0”. En la oportunidad se analizó la incidencia de una serie de factores en la accidentabilidad laboral, desde una visión actualizada de la gestión de personas.

Según el académico, el factor que tendría más relación sería el liderazgo en los ambientes laborales “Los estudios muestran que en algunos casos, 1 de cada 2 trabajadores dicen que el supervisor nunca les ha mencionado las situaciones riesgosas a las que se va a enfrentar. Ese es uno de los factores más críticos dado la importancia directa con las tasas de accidentabilidad”, indica Alfredo.

Además, comenta que el clima laboral es otro de los elementos relevantes a la hora de prevenir accidentes, ya que está demostrado que las personas que atraviesan situaciones complejas, como periodos de despidos o negociaciones, pierden coordinación psicomotriz. “Para cierto tipo de trabajos es peligroso, porque se demoran más en reaccionar ante algún estímulo. Por ejemplo,  tienen una menor reacción al frenado cuando están conduciendo. Al revés, cuando las personas están contentas, la coordinación psicomotriz aumenta”.

En relación a las tecnologías utilizadas para evaluar la incidencia de estos factores en el comportamiento de los trabajadores, el académico comenta que las nuevas tecnologías han desplazado a la aplicación de test tradicionales “hoy se usan algunos digitalizados y también equipos de neurocompetencias. Se puede medir la actividad cerebral de los trabajadores sin perder tiempo y recopilando más de 7000 datos por hora. En base a modelos de inteligencia, esto se va incorporando y hoy tenemos cifras concretas sobre el efecto que puede tener el liderazgo en el comportamiento, ya no sólo desde el punto de vista de la observación, sino que midiendo actividad cerebral”.

Según estos dispositivos, el aumento de la motivación o, por el contrario, el sentimiento de frustración se podría asociar a determinados comportamientos, ya que “entrega muchos datos específicos que hoy son una forma de encontrar factores para mejorar calidad de vida”.

Capacitación y actualización de conocimientos: el diplomado como herramienta

Desde agosto, el área de Formación Continua de la Escuela de Psicología dictará el Diplomado en Calidad de Vida en las Organizaciones. El programa incorpora diferentes conceptos como calidad de vida, ambientes laborales, diseño organizacional favorable al bienestar subjetivo y  salud mental ocupacional, profundizando en su medición e intervención en los espacios laborales actuales junto a su proyección.

En el módulo de salud mental ocupacional los estudiantes tendrán la posibilidad de profundizar en los conceptos de la Psicología 4.0 “Estas industrias ya están en Chile y se están incorporando en las grandes empresas. Ya no es a futuro. En un tiempo más la sala de recursos será un espacio con pantallas donde vamos a gestionar estos talentos con datos duros, pero sin perder una cosa que no se puede medir: la capacidad de las relaciones humanas y de enfrentar imprevistos. En ese sentido, la organización va a necesitar a alguien que lo coordine y para eso hay que actualizar los conocimientos”, señala el docente.

El diplomado está dirigido a profesionales y/o técnicos en administración en Recursos Humanos, Profesionales de las Ciencias Sociales que se desempeñen en el área de Recursos Humanos y personas que se desempeñen en el área de Calidad de Vida en el Trabajo en organizaciones públicas o privadas. Las inscripciones estarán abiertas hasta el próximo 13 de julio.

Para información más detallada, contactarse a:

[email protected]

[email protected]